Comida muy mexicana con una bebida muy mexicana

Comida muy mexicana con una bebida muy mexicana

Estamos por llegar al mes patrio, y uno de los platillos por excelencia en estas fiestas es el poblanísimo Chile en nogada, a continuación, hablaremos un poco de la historia de este tan famoso platillo y cómo tomarlo con nuestra deliciosa cerveza Shekel.

Cuenta la leyenda que el Chile en nogada nació en Puebla. Se dice que las monjas del convento de Santa Mónica tuvieron que elaborar su mejor platillo para celebrar el cumpleaños del caudillo independentista Agustín de Iturbide, cuyo resultado fueron los famosos chiles.

Sin embargo, el arqueólogo Eduardo Merlo, actual Coordinador de Arqueología en el Centro INAH de Puebla niega esa versión. En su artículo «El mito de los Chiles en nogada y la bandera de las tres garantías» menciona que “El Chile en nogada fue un platillo que el caudillo disfrutó, pero no fue inventado para él (…), era un platillo que ya existía” asegura “y no como plato fuerte, sino como postre.”

Y así empieza la historia...

Después de las batallas por la Independencia y tras haber proclamado el Plan de Iguala, Iturbide llegó triunfante a Puebla y con motivo de su cumpleaños las monjas le tenían preparado un festín.

“Las monjas escucharon la historia y con mucha inteligencia elaboraron el postre (que ya existía), pero lo bañaron en salsa de nuez de Castilla, lo que lo daba una blancura y le pusieron verde el perejil y rojo la granada”, subraya, “se llevaron el postre a la casa del obispo donde fue el banquete y le dijeron al caudillo: mire éste ya tiene la bandera de las Tres Garantías. No sabemos qué dijo, pero le debió haber gustado, porque el distinguido señor al terminar de comer pidió a gritos un lugar para su siesta”, indica el arqueólogo.

Según el artículo, al ser ofrecido el postre al independentista, éste se popularizó y a medida que la economía en el país no permitía grandes festines los tiempos en las comidas tuvieron que reducirse, y el Chile en nogada se convirtió en el plato fuerte cuando a alguien se le ocurrió agregarle carne al relleno de fruta. “Las monjas dicen que este postre lo hacían en ocasión de la fiesta de su patrono San Agustín el 28 de agosto, y la mente popular que no sabe distinguir dice que lo inventaron para Iturbide por su cumpleaños”, concluye Merlo.

En la actualidad es un platillo altamente consumido, y en la actualidad empieza a tener sus variaciones. Pero los ingredientes principales son:

Para la nogada:

Para servir:

Por esta exquisita combinación de ingredientes, recomendamos el maridaje con nuestra Shekel, una bitter con extracto de pirul que la hace un perfecto complemento a este tan emblemático, sin mencionar exquisito platillo.

Deja una respuesta